Terapia psicológica online: ¿funciona de verdad?

Psicólogo en línea, ¿es esto efectivo?

Adriana Méndez

Reconozcámoslo, la tecnología se está apoderando de cada aspecto de nuestra vida o por lo menos, de la gran mayoría de ella, gracias a la vialidad que nos ofrece estar en línea todo el día, en cualquier lugar. Buscamos consejos en la web, leemos historias, compramos en línea, conocemos gente, hacemos ilustraciones, nos preparamos académicamente y ¿por qué no? También asistimos a terapia psicológica online.

Una vez descubierta la versatilidad que ofrece Internet, el manejo de ciertos aspectos de nuestra rutina se ha vuelto mucho más fácil, ofreciendo oportunidades únicas de trabajo, desarrollo personal y ahorro de tiempo que muchos valoran. Y son precisamente estos elementos, los que llevan a algunos a inclinarse por esta tendencia de las terapias en línea, que si bien no son recientes, aún no se han explorado ni explotado por completo. Pero en Diario Femenino nos preguntamos, ¿de verdad funcionan?

¿En qué consiste la terapia psicológica en línea?

La terapia online mantiene en esencia el mismo proceso de intervención terapéutica que una psicoterapia presencial, incluyendo las tareas que el terapeuta asigna, la revisión de progreso y la aplicación de estrategias de abordaje. Mantiene una duración similar de 45 minutos, divididos en el inicio, desarrollo y cierre de la sesión.

La única diferencia es que se realiza mediante videollamadas, a través de herramientas web como: Google Hangout, WhatsApp, Facebook o el clásico Skype. Solo necesitas tener un ordenador, portátil, tablet o móvil inteligente y por supuesto, conexión a Internet.

Así que, como ves, no se trata de un nuevo tipo de terapia psicológica, sino de un nuevo método para realizarla.

Pero si la terapia no es presencial, ¿realmente puede ayudarme?

Esta es una gran duda que muchos se plantean y, lamentablemente, se convierte en una excusa para no animarse a hacer terapia o para no comprometerse totalmente con esta. Pero es justo eso, la clave para saber si funciona o no: el grado de compromiso que se coloca en la terapia. Es decir, si es una excelente oportunidad, literalmente al alcance de la mano o un click para mejorar, ¿por qué desperdiciarla?

Si bien, el contacto presencial es fundamental en terapia, ya que a través del lenguaje no verbal podemos saber mucho más de la persona que mediante su habla, la empatía terapéutica puede darse libremente de manera virtual e incluso, hay quienes afirman que se genera de forma más rápida y más fuerte gracias a que los pacientes no se sienten bajo tanta presión.

Además, el psicólogo mantiene su ética profesional y su responsabilidad para dirigir la terapia en pro a la necesidad del paciente y la resolución que espera conseguir. Así que, en resumen, sí, la terapia online funciona de la misma manera que una presencial siempre y cuando exista ese compromiso de ambas partes.

Lo que debes saber antes de optar por una terapia psicológica online

Si quieres atreverte a realizar esta modalidad de terapia virtual, es importante que tengas en cuenta algunos puntos que te ayudarán a certificar su funcionalidad:

+ Perfil del paciente

Como en cualquier servicio web, la terapia psicológica online no es para todos, de hecho, esta se creó para un determinado tipo de población, la cual fue avanzando y evolucionando. Por ello, para saber si la terapia online es lo tuyo, debes revisar estos "perfiles de usuarios".

+ Personas con poco tiempo

Inicialmente, la psicoterapia online fue diseñada para personas con poco tiempo disponible, que se encuentran saturadas de trabajo o carga académica pero, aun así, quieren cuidar de su salud mental.

+ Poca disposición de transporte

Esto ocurre cuando las personas no pueden desplazarse todo el tiempo hacia el consultorio, por motivos económicos o profesionales. Es preferible que se encarguen de su salud mental desde casa, a que se desmotiven por no poder asistir a consulta.

+ Resoluciones rápidas

Muchas personas asisten a terapia para solucionar problemas o dificultades puntuales, como ataques de pánico u orientación vocacional. Por lo que esta modalidad es ideal para abordar estos casos más específicos.

+ Psicólogo ideal

No todos los profesionales de la psicología están de acuerdo con la modalidad virtual, debido a que la comunicación no verbal entre este y el paciente es esencial para conocer más a fondo su realidad y sobre todo su progreso. Sin embargo, aquellos que están a favor argumentan que no solo se apoyan a través de las videollamadas, sino que agudizan más sus sentidos y prestan atención a otros detalles.

También hay que tener cuidado con el profesional a acudir. Existen miles de páginas web donde se ofrecen servicios de terapias virtuales con promesas o costos ridículamente increíbles. Mi recomendación es que investigues un poco más sobre ese profesional y contactes con él para resolver cualquier duda antes de asistir a terapia online.

+ Gravedad del problema

Como mencioné anteriormente, la psicoterapia virtual fue diseñada para la resolución de dificultades puntuales o como un acompañamiento para normalizar tu ritmo de vida en distintas áreas de desarrollo. Sin embargo, traumas o trastornos mayores son más recomendados tratar en sesiones presenciales.

+ Tipo de terapia

Las intervenciones online, a pesar de ser iguales que en las sesiones presenciales, no todas son tan flexibles para adaptarse a la modalidad en línea. Por ejemplo, la más ideal para esto son las terapias cognitivo-conductuales debido a que se enfocan en la resolución de los problemas determinados. Pero los tratamientos psicoanalíticos son más difíciles debido a su encuadre terapeútico, donde se necesita crear un ambiente para cada paciente.

También existen otras alternativas como las terapias posmodernas que pueden acoplarse a la modalidad virtual, dependiendo del caso que presente el paciente.

+ Términos y condiciones de privacidad

Como es una modalidad en línea, es decir, proporcionada por Internet, hay que tener un ojo vigilante en el tratamiento que el psicólogo le dará a nuestra información. Por lo que, debes pedirle (si no te lo comenta en un principio) un contrato con términos de privacidad de datos para saber qué hará con ellos, cuánto tiempo los retendrá y lo que necesitas saber si quieres terminar con las sesiones.

Además, debes asegurarte de tener un buen sistema de firewall y un antivirus para evitar cualquier tipo de malware electrónico. Para ello, procura utilizar solamente tus dispositivos y no acudir a un ciber público.

+ Compromiso igual a resultados

El factor más importante a la hora de asegurar la efectividad de la terapia online es el compromiso tanto del psicólogo como del paciente. Lamentablemente, muchos utilizan esta modalidad como excusa para no realizar las asignaciones, hablar de temas delicados o realizar el abordaje correctamente, debido a problemas o caídas de conexión que pueden no ser verdaderas.

Sin embargo, muchos otros aprovechan esta ventaja para facilitar el tratamiento psicológico, pues se sienten más cómodos y en confianza para hablar libremente, al no tener que enfrentar directamente la presión del entorno terapéutico el cual puede volverse muy intimidante.

+ Beneficios percibidos en la terapia psicológica online

Aquellos que han acudido a psicoterapia online, han observado cambios favorables en su comportamiento y percepción del mundo, tal y como en una sesión presencial. Pero también debes estar atento si este es tu caso o si, por el contrario, no observas ningún resultado o cambio favorable. De ser así, entonces es probable que la terapia online no sea para ti. Recuerda que el objetivo final es tu mejoría para evitar un futuro estancamiento permanente.

Conclusiones finales sobre la terapia en línea

En definitiva, la terapia online es una alternativa que puede traer muchos beneficios para aquellas personas que tienen los minutos calculados en su rutina diaria o que se sienten muy introvertidos e inseguros ante la idea de enfrentarse a un profesional que escarbe en sus conflictos. Pero, si este es el camino que quieres seguir, por favor sé atento y comprométete con tu propia causa.

Cuida los datos proporcionados en la web, utiliza un buen antivirus, contacta a un profesional con experiencia online verificable, olvida las excusa ¡y ve por ello!

Puedes leer más artículos similares a Terapia psicológica online: ¿funciona de verdad?, en la categoría de Terapias en Diario Femenino.