Lo que sueña alguien con depresión: ¿el ánimo influye en los sueños?

La depresión nos hace tener sueños diferentes

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las consecuencias de sufrir una depresión se observan en todos los ámbitos. Tu vida cambia cuando tienes depresión y parece ser que también cambian tus sueños. El mundo onírico de una persona deprimida no es el mismo que el de una persona sana, parece que hasta el subconsciente se confabula para no dar un respiro a las personas con depresión ni siquiera cuando duermen. Porque en realidad el sueño es el principal afectado de un trastorno depresivo, ¿verdad? Lo que no sabíamos es que no se trata solo de la calidad del sueño, sino también de lo que soñamos. ¿Qué sueña exactamente alguien con depresión? ¿Cómo influye el estado anímico en las experiencias oníricas? En Diario Femenino te lo contamos.

Cómo sueñan las personas con depresión

Resulta interesante investigar cómo sueñan las personas con depresión porque la información que extraemos de la interpretación de los sueños siempre resulta de utilidad para el ámbito de las emociones. Y es lógico que una persona que está sufriendo este tipo de trastorno tan paralizante, que está desesperanzada, angustiada y sin ninguna motivación tenga sueños diferentes.

Algunos expertos afirman que las personas con depresión sueñan menos, sus sueños contienen menos acción, no hay historias, tal vez una imagen o una persona, son menos detallados y, sobre todo, son sueños de colores oscuros. Tan oscuros como su estado de ánimo, con tan poca acción como su propia vida. Eso sí, las emociones que sienten cuando sueñan, lógicamente, son emociones negativas.

No es que las personas con depresión no tengan sueños, es que sus sueños son menos elaborados y parece que no se puede achacar a la medicación con antidepresivos o ansiolíticos. Incluso las personas deprimidas que no están medicadas refieren este tipo de sueños donde apenas ocurren cosas y que resultan más difíciles de recordar.

Sin embargo, la sensación al despertar es la misma que cuando pasas una noche entera soñando y recordando los sueños. Las personas con depresión se despiertan cansadas, agotadas y muchas veces tienen la impresión de haber tenido pesadillas toda la noche. Tal vez solo recuerden una figura, o un lugar, pero el impacto es tan negativo como el de una aterradora pesadilla.

Qué tipo de sueños tienen las personas deprimidas

Entonces, con qué sueñan las personas con depresión. Hay algunos aspectos recurrentes que señalan las personas deprimidas en sus sueños.

+ Colores

La vida de una persona con depresión es oscura, por eso, sus sueños también lo son y es muy raro que aparezcan colores vivos. La gama de los grises, con mayor o menor intensidad, es el tono habitual de los sueños con depresión. Aunque también puede aparecer el sepia, por ejemplo, en una vieja fotografía de familia o el blanco y negro en algunos objetos que te llevan al pasado.

+ El pasado

Es clave en los sueños con depresión. De hecho, muchas personas deprimidas lo están porque no han logrado superar su pasado, porque cargan con sus años vividos como un pesado lastre que les impide moverse con agilidad por el presente. Que no te extrañe soñar con un patio de colegio sin niños, con un columpio abandonado moviéndose por el viento del otoño o con un juguete roto olvidado en el suelo. Son el tipo de sueños que mantienen la nostalgia y la tristeza en tu alma incluso cuando duermes.

+ Sombras

Son muy habituales en los sueños de las personas con depresión. Figuras humanas que no terminan de definirse, rostros difuminados o tu propia sombra caminando encorvada por un camino sin final. También son frecuentes los callejones oscuros o escenas de la ciudad durante la noche. Un coche, una persona, un edificio... y especialmente la lluvia cayendo por tus cristales.

+ Miedos

Tanto el trastorno de ansiedad como la ansiedad tienen muy presentes los miedos. Aquí entran en juego las pesadillas, que aunque no contengan mucha acción sí tienen mucha carga emocional. Una simple mancha de sangre en la pared es suficiente para provocarte angustia. O también algunas sensaciones como la de caerte al vacío o la de estar paralizada sin poder moverte o caminar.

+ Estados de ánimo

Estás triste, ¿verdad? Pues eso se refleja en tus sueños en forma de la estación del otoño, de un paseo en solitario, de unas lágrimas que te caen cuando estás sentada en el sofá, de cierto frío que notas incluso durmiendo y por eso te tapas con una manta cálida o enciendes un fuego en el salón si te quedan fuerzas. Una mesa preparada pero sin comensales, el cartero que ves pasar de largo sin ninguna carta para ti o el teléfono que miras pero que no ha sonado en todo el día. Y al final pierdes la esperanza y tus sueños se funden a negro.

Cómo regular el sueño cuando tienes depresión

Hay algo muy importante que tiene tanto que ver con la interpretación de los sueños como con la salud física. Los trastornos del sueño aparecen muchas veces como consecuencia de la depresión y es muy importante extremar la higiene del sueño para que no se convierta en un problema de insomnio a largo plazo.

Puede que durante el tiempo que estés sufriendo una depresión tengas menos sueños y experiencias oníricas oscuras y llenas de desesperanza, pero al menos tienes que intentar dormir bien y poder descansar. Sabes que enfrentarte a un día más con depresión gasta más energía de la que los demás se puedan imaginar, así que procura recuperar esa fuerza durante la noche.

Y no podemos hacer que tengas sueños bonitos llenos de colores y alegría para que despiertes con toda la ilusión perdida, pero sí que tengas un sueño más tranquilo y relajado si sigues un horario regular para acostarte y levantarte, si pones bajo la almohada un saquito de lavanda para relajarte, si te das un baño caliente y aromático antes de dormir y si al cerrar los ojos cuando te metes en la cama intentas olvidar por un momento tu depresión y te dedicas a visualizar algo tan elocuente como el mar. ¿Puedes intentarlo? Tal vez no te despiertes sin depresión, pero seguro que te despiertas con ganas de superarla.