Guía para entender el trastorno de ansiedad por separación en adultos

Cómo superar el miedo a separarse de un ser querido

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Imagínate que tienes una oferta de trabajo en el extranjero. Tu vida laboral no depende de ello, pero lo cierto es que te enriquecería a nivel profesional y personal. Piensas en aceptarlo, pero cuando te imaginas lejos de tu familia, de tus amigos y puede que de tu pareja, te entra un miedo desmedido que te paraliza. Puede que tengas un trastorno de ansiedad por separación y aún no lo sepas. ¿Quieres comprobarlo?

En Diario Femenino te proporcionamos una guía completa para que puedas llegar a entender este tipo de trastorno en la vida adulta. Te contamos cuáles son sus síntomas, sus causas, sus terribles consecuencias y cómo puedes tratarlo para ponerle fin. Lee atentamente... 

Qué es el trastorno de ansiedad por separación (en adultos)

El Trastorno de Ansiedad por Separación (TAS) es una respuesta de miedo y ansiedad ante una situación en la que tienes que alejarte de tus vínculos de apego. Generalmente se trata de tus padres, pero también ocurre con tus hermanos, con tus amigos de toda la vida, con tu pareja (si la tienes).

Aquí conviene hacer una aclaración y es que el trastorno de ansiedad por separación no se refiere a una ruptura de pareja, aunque el desamor es una de las situaciones que más ansiedad provoca. Pero no estamos en este caso, sino en alejarte, aunque sea por un tiempo, de las personas más importantes de tu vida. O de los lugares.

Este trastorno afecta tanto a niños como a adultos y se ha comprobado que algunas mascotas también lo sufren. El niño que siente pánico los primeros meses de guardería, el adulto que inicia una nueva etapa vital fuera de su lugar de origen o el perro que dejas en casa de tu hermano cuando te vas de vacaciones.

Causas y factores de riesgo del trastorno de ansiedad por separación

La mayor parte de las ocasiones, el trastorno de ansiedad por separación aparece como consecuencia del estrés cotidiano que genera la separación de un ser querido. No obstante, también es posible que exista una causa genética detrás. Algunos de los factores de riesgo que predisponen a sufrir este trastorno son los siguientes: 

+ Que se haya vivido una situación de estrés anterior ante una pérdida o separación como, por ejemplo, la enfermedad o la muerte de un ser querido, la pérdida de una mascota, una mudanza, el divorcio de los padres... 

+ Antecedentes en la familia de problemas de ansiedad lo cual indicaría que el trastorno puede ser hereditario. 

+ Algunos temperamentos o formas de ser son más propensos a sufrir trastornos de ansiedad que otros.

Síntomas y consecuencias del trastorno de ansiedad por separación

Como hemos mencionado, la persona que sufre el trastorno de ansiedad por separación siente pánico ante la idea de alejarse de ese vínculo de apego. Los típicos síntomas de ansiedad aparecen en cualquier momento y lugar y van desde la sensación de asfixia hasta el ataque de pánico.

Las personas con este trastorno sufren pesadillas frecuentes ante la idea de la separación. Algo malo puede ocurrir, a ellos mismos o a sus familiares. Y esto es lo que se conoce como pensamientos distorsionados que además son obsesivos e intrusivos.

Pero más que sus síntomas preocupan las consecuencias de este trastorno. Esta ansiedad en niños afecta a su futura independencia y autonomía y también puede creer que está siendo abandonado y que no se cubren sus necesidades básicas de cariño. Los problemas emocionales que surgen en la infancia se llevan hasta la edad adulta, por lo que conviene tratarlo como un problema serio y no pensar que ya se le pasará porque "son cosas de niños".

Por su parte, el trastorno de ansiedad por separación en adultos provoca un deterioro importante de la autoestima. Esa persona se ve incapaz de manejarse por sí misma, se siente vulnerable sin el apoyo de sus familiares y amigos y es posible que renuncie a grandes oportunidades vitales por no atreverse a salir de su zona de confort.

Cómo se trata el trastorno de ansiedad por separación

La solución al trastorno de ansiedad por separación no es quedarse en casa. No es quedarse en la zona de confort para evitar sentir el miedo y la ansiedad. No es mirar para otro lado y pensar que esa oportunidad en realidad no era lo que querías. La solución es buscar ayuda profesional en forma de terapia psicológica. Y luego poder decidir si quieres marcharte muy lejos o no.

La terapia más adecuada la elegirá el psicólogo en función de si va a tratar a un niño o a un adulto, pero en ambos casos pasa por reforzar la autoestima, por dotar a esa persona de las herramientas necesarias para ser más autónoma e independiente, por establecer relaciones de apego más saludables y por eliminar los pensamientos distorsionados acerca de los peligros de la separación.

Complicaciones que puede traer el trastorno de ansiedad por separación si no se trata a tiempo

El trastorno de ansiedad por separación, además de una gran angustia, puede acarrear algunas dificultades para desenvolverse en determinadas situaciones sociales, en el trabajo o en la escuela (en el caso de los niños). También puede derivar en otros trastornos de ansiedad como los ataques de pánico o la agorafobia y, en el peor de los casos, terminar desembocando en una depresión

Ahora que ya tienes las herramientas para ponerle remedio, no esperes ni un segundo más. Y si necesitas más detalles sobre los trastornos de ansiedad, no dudes en pasarte por nuestra categoría de 'ansiedad'. ¡Cualquier mínima ayuda cuenta a la hora de superar el trastorno de ansiedad por separación! ¡Tú puedes!