Frases sobre la timidez y la vergüenza (que te ayudarán a superarlas)

Mensajes muy valiosos para las personas excesivamente tímidas y/o vergonzosas

Laura Ruiz Mitjana

La timidez y la vergüenza, aunque puedan parecer sinónimos, no son exactamente lo mismo. Mientras que la timidez se refiere a una sensación de inseguridad que aparece en contextos sociales y que provoca retraimiento, la vergüenza es un sentimiento de indignidad propia por una humillación recibida o por un fallo cometido.

Sin embargo, en este artículo nos referiremos a estos conceptos de forma indiscriminada, porque hay contextos en los que se usan timidez y vergüenza con un mismo significado común

En cierto modo, la timidez y la vergüenza son características personales, maneras de ser. Hay personas más introvertidas que otras, y otras que tienen mayor facilidad para ser ellas mismas o para actuar de forma espontánea y segura. Lógicamente, no todas las personas que son tímidas son inseguras. Y es que la timidez no tiene por qué ser mala.

Sin embargo, si ser especialmente tímida te causa problemas, o sencillamente sientes que quieres ser un poco más atrevida, un poco más tú misma, te animamos a leer estas frases sobre la timidez y la vergüenza que hemos seleccionado en Diario Femenino y que te ayudarán a superarlas. Con ellas, profundizaremos un poco más en estos conceptos y arrojaremos un poco de luz a la cuestión de cómo dejar de ser tímida si es algo que quieres cambiar. Además, algunas de ellas realzan los aspectos positivos de estos rasgos de personalidad.

15 frases que hablan de timidez y vergüenza 

1 No intentes ser lo que no eres. Si eres nervioso, sé nervioso. Si eres tímido, sé tímido

Adriana Lima

La modelo Adriana Lima nos deja esta frase tan acertada. Y es que no se trata de luchar contra lo que somos, sino de ser nosotros mismos y trabajar poco a poco en aquello que no nos gusta.

2 La timidez es la desconfianza del amor propio, que deseando agradar teme no conseguirlo

Molière

Aunque no siempre, a veces ocurre que las personas tímidas desconfían de sí mismas, y eso hace que les cueste más mostrarse tal y como son. No podemos agradarle a todo el mundo, y eso es estupendo. Disfruta de la gente a la que sí le gustas tal y como eres.

3 Atrévete a hacer cada día algo a lo que antes no te atrevías

Es un reto interesante; si cada día nos propusiéramos hacer algo que nos da miedo, o que nos da vergüenza, todas esas cosas poco a poco dejarían de causarnos esas sensaciones.

4 La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad

Pablo Neruda

Una frase muy bonita del poeta Pablo Neruda, que nos hace reflexionar sobre el sentimiento de soledad. La timidez, aunque en sí misma no es mala, sí puede hacer que perdamos la oportunidad de conocer a gente estupenda. 

5 Dicen que la timidez es una forma de egoísmo, y que solo eres tímido porque te preocupas demasiado por lo que la gente piensa de ti. Y tal vez es cierto, tal vez solo soy un egoísta

Mika

Interesante frase que relaciona la timidez con el egoísmo. Hay personas tímidas que se preocupan demasiado por las cosas que los demás pensarán de ellas, pero ¿sabes? No hace falta agradarle a todo el mundo, no tengas miedo de mostrarte tal y como eres.

6 A los tímidos y a los vacilantes todas las cosas les resultan imposibles, porque así les parecen

Walter Scott

Como dice aquella otra frase, “tanto si piensas que puedes como si no, tienes razón”. Esto se relaciona mucho con un sesgo denominado profecía autocumplida, según la cual, inconscientemente, acabamos buscando o proyectando todo aquello que pensamos. Es decir, si piensas que algo irá mal, tú mismo harás que así sea. Por ello es tan importante confiar en uno mismo.

7 ¡Cosa curiosa! El primer síntoma del verdadero amor en un joven es la timidez; en una muchacha, la audacia

Victor Hugo

Y es que la timidez también alberga aspectos positivos, como sería vivir la magia de un amor, y así lo afirma el poeta y dramaturgo Victor Hugo. Las personas que se enamoran pueden mostrarse tímidas al principio.

8 Cuando eres atrevido, algunas personas pensarán que estás loco, pero es más loco ser tímido

Constance Chuks Friday

Hay momentos para la timidez y momentos para tirarse a la piscina. Ser atrevida de vez en cuando puede ser una buena manera de conocer realidades que, de otra forma, no conocerías.

9 La mejor joya de una mujer es su timidez

Anónimo

Ser tímida también puede ser un valor. ¿Y el misterio que evocamos en los demás siendo tímidas?

10 Un esclavo audaz es más poderoso que un rey tímido

Constance Chuks Friday

No importa tanto tu condición, tu clase social, tu profesión… sino cómo eres y qué transmites a los demás.

11 El camino para superar la timidez es llegar a estar tan envuelto en algo que uno se olvida de tener miedo

Claudia Lady Bird Johnson

Muchas veces tenemos miedo a algo que ni siquiera sabemos si ocurrirá o no. Para desprenderte de este miedo, que muchas veces se traduce en vergüenza o timidez, debes trabajar en ese miedo. 

12 La timidez tiene un fuerte componente de narcisismo; la creencia de que nuestra apariencia y cómo actuamos, es realmente importante para la gente

Andre Dubus

¿Alguna vez te has preguntado por qué te importa tanto lo que piensan de ti los demás? Tu vida es tuya, y vivirla como tú quieres te liberará.

12 Fracasamos más por tímidos que por osados

David Grayson

Cuando nos atrevemos a ser nosotras mismas, descubrimos un montón de realidades y posibilidades que siendo tímidas quizás no conoceríamos.

13 La vergüenza es como todo lo demás, y vivir con ella durante un largo tiempo puede hacer que esta se convierta en parte de los muebles

Salman Rushdie

Nuestras pequeñas acciones diarias pueden convertirse en un hábito si las practicamos con frecuencia a lo largo del tiempo. Para dejar de ser tímida y vergonzosa, prueba a realizar acciones en tu día a día que poco a poco te alejen de ello.

14 Una de las emociones más poderosas en el mundo es la vergüenza, y representa el miedo de que no somos lo suficientemente buenos

Brene Brown

Tras la vergüenza muchas veces se esconde ese miedo a defraudar, a no gustar, a hacer el ridículo… Por ello, potenciar la confianza en ti misma te puede ayudar a dejar de serlo. 

¿Cómo superar la timidez y la vergüenza?

Os dejamos 6 ideas clave para empezar a trabajar en ello:

+ Sé tú misma: para empezar a ser nosotras mismas deberemos empezar por conocernos y por perderle el miedo “al qué dirán”.

+ Prueba a ser atrevida en momentos puntuales: la mejor forma de adquirir un hábito es trabajar en él con pequeñas acciones diarias.

+ Busca actividades sociales de tu interés: compartir tiempo con personas que comparten tu misma afición puede facilitarte las cosas a la hora de dejar la timidez atrás.

+ No busques la aprobación social: aunque a todos nos gusta gustar, no tienes por qué gustarle a todo el mundo. Aprende a estar cómoda con esta sensación.

+ No seas demasiado dura contigo misma: la autoexigencia y la autocrítica solo potenciarán este rasgo de timidez. Intenta ser flexible y tolerante contigo misma.

+ Acéptate: ¡eres estupenda!: aceptarse a una misma no tiene que estar reñido con querer cambiar pequeños hábitos o actitudes. Acepta que quizás eres una persona introvertida, pero que igualmente puedes alejar la timidez de tu vida.

¿Te han sido de utilidad estas frases sobre la timidez y la vergüenza? Déjanos tus comentarios, ¡te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Frases sobre la timidez y la vergüenza (que te ayudarán a superarlas), en la categoría de Frases y reflexiones en Diario Femenino.