Ansiedad hasta el desmayo: vigila los síntomas de la ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

De repente notas cómo el mundo, los objetos que te rodean ponen una cierta distancia entre tú y ellos. ¿Cómo es posible? parece como si te estuvieras alejando del mundo, todo te da vueltas y temes perder el control, pero también perder el conocimiento, porque ese mareo va a provocar que te desplomes de un momento a otro. Esa sensación de desmayo es un síntoma de ansiedad que debemos vigilar.

Desmayarse por ansiedad

Si la sensación de mareo y el temor a desmayarte es un síntoma muy frecuente de ansiedad, no lo es tanto el desmayo como tal. La verdad es que si llegas a desmayarte, seguramente no será como consecuencia de la ansiedad, sino de cualquier otro problema como por ejemplo la alimentación. Muchas personas pierden el apetito con los trastornos de ansiedad y eso puede hacer que en un momento puntual, los nervios, la angustia y el propio miedo a perder el conocimiento provoquen el desmayo.

También puede ocurrir un desmayo como consecuencia de una crisis de ansiedad, por esa hiperventilación que se produce. El organismo, al verse privado del oxígeno que necesita, puede paralizarse y es entonces cuando la sensación de mareo pasa directamente a un desmayo. Pero insistimos en que el desmayo no es un síntoma frecuente de ansiedad.

Con el desmayo ocurre lo mismo que con otros temores de la ansiedad. Es más el miedo a desmayarte que el propio desmayo, de la misma forma que en ocasiones crees que vas a perder la cordura y en cuanto pasa la crisis de ansiedad, ves que no ha sido así. O igual que esa sensación de pánico porque estás tan segura de que vas a morir y, sin embargo, pasados unos minutos compruebas que has superado ese momento de pánico una vez más.

Vigilar el desmayo por ansiedad

Por eso, si sufres frecuentes desmayos por ansiedad, es mejor que acudas a tu médico, porque puede tratarse de algún otro problema. Lo único que está en tu mano es tratar de aliviar esa sensación de desmayo que desaparecerá por sí sola a los pocos minutos y que desaparecerá para siempre en cuanto hayas aprendido a manejar la ansiedad.

Con el paso del tiempo, debes aprender a racionalizar tus síntomas de ansiedad, ese temor a perder la cabeza, a marearte o a desmayarte es solo una percepción errónea producto de la ansiedad. No vas a desmayarte, como tampoco vas a volverte loca. Así que en cuanto notes los primeros síntomas de mareo o de desmayo, deja lo que estés haciendo y concéntrate en respirar.

Los ejercicios de respiración consciente no solo te ayudarán a recobrar un poco de calma, a sentirte menos nerviosa y agobiada, sino que además restablecen el oxígeno que te faltaba a causa de la hiperventilación. Si sientes que te mareas, respira profundamente y verás cómo no llegas a desmayarte.

Puedes leer más artículos similares a Ansiedad hasta el desmayo: vigila los síntomas de la ansiedad, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.