Tipos de temperamento del ser humano y cómo influyen en la personalidad

La teoría de los cuatro temperamentos de Galeno define cómo eres y qué profesiones te gustan más

Laura Ruiz Mitjana

Nuestra personalidad, eso es, nuestra manera de ser, pensar, actuar y emocionarnos, se va formando desde que nacemos. Sin embargo, durante la infancia y parte de la adolescencia, lo que predomina en nosotros no es la personalidad (que aún no está formada), sino el temperamento.

El temperamento es la parte más biológica y hereditaria de la personalidad. Consiste en nuestra manera de reaccionar a los estímulos del entorno y podría traducirse como el “carácter”. Pero, ¿qué más sabemos del temperamento? ¿Qué cuatro tipos de temperamentos existen? ¿Cómo influyen en tu personalidad? ¿Qué profesiones solemos escoger en función de nuestro temperamento? ¡En Diario Femenino arrojamos un poco de luz a todas estas cuestiones!

¿Qué es el temperamento? 

El temperamento es la estructura más básica y profunda de la personalidad; tiene una parte más innata y biológica que esta y, podríamos incluso decir, que se trata de la parte heredable de la personalidad.

Los niños, cuando aún no tienen definida su personalidad, son puro temperamento. El temperamento es muy difícil de modificar, porque como decíamos, es algo innato. Así, este no se modifica a pesar de la experiencia (cosa que sí ocurre con la personalidad, aunque tampoco sea sencillo cambiarla).

La teoría de los cuatro humores de Hipócrates 

Hipócrates, médico griego, fue el primero en hablar del temperamento, aunque fuera de forma indirecta. Configuró la teoría de los cuatro humores, a través de la cual surgió el concepto del temperamento.

En esa época, alrededor de los siglos V y IV a.C de la Antigua Grecia, existía la creencia de que las personas están compuestas por unos pocos elementos que se combinan entre sí. A partir de esta idea, Hipócrates desarrolló su teoría, y defendió que el cuerpo humano está formado por cuatro sustancias básicas, a las que denominó humores. Los cuatro humores que propuso Hipócrates eran:

+ Sangre: su elemento asociado es el aire.

+ Flema: se fundamenta en el agua.

+ Bilis amarilla: su elemento es el fuego.

+ Bilis negra: se asocia al elemento de la tierra.

Según Hipócrates, cuando estas cuatro sustancias se encontraban en equilibrio en nuestro interior, entonces estábamos sanos. En cambio, un desequilibrio de las mismas se traducía en enfermedad.

La teoría de los cuatro temperamentos de Galeno

A partir de la teoría de los humores de Hipócrates, Galeno de Pérgamo, también médico griego, en el siglo II a.C, desarrolló la teoría de los temperamentos básicos. Según él, todo ser humano estaba formado por la combinación de estos cuatro elementos y cada uno de ellos se asocia a uno de los humores del cuerpo humano.

En función del humor que predomina en nosotros, tenemos un temperamento y una personalidad. Galeno habló de cuatro temperamentos:

+ Sanguíneos: son personas con un humor muy variable. El humor que predomina es la sangre.

+ Melancólicos: personas tristes y soñadoras. Predomina la bilis negra.

+ Coléricos: personas con una voluntad fuerte, muy impulsivas. Predomina la bilis amarilla.

+ Flemáticos: personas que tardan en decidirse, apáticas y con “sangre fría”. El humor que predomina es la flema.

Vamos a ver ahora con un poco más de detalle estos cuatro temperamentos y cómo podemos entenderlos en la actualidad en las personas.

¿Cómo son las personas según su tipo de temperamento?

1 El temperamento sanguíneo

Las personas con un temperamento sanguíneo en quienes predomina el humor de la sangre propuesto por Galeno, son personas animadas, alegres y optimistas. Les gusta mucho comunicarse y son cálidas en sus relaciones. Su humor, eso sí, es bastante variable. 

Les gusta mucho la aventura y presentan una alta tolerancia al riesgo. No toleran bien el aburrimiento, por lo que necesitan estímulos casi constantemente. Su temperamento hace que sean personas que siempre buscan la adrenalina y el placer, lo que, en casos extremos, les puede conducir a conductas más desadaptativas, como las adicciones. Por otro lado, son personas creativas e imaginativas. 

Profesiones relacionadas

Las personas con un temperamento sanguíneo suelen buscar profesiones adaptadas a sus necesidades y capacidades, eso es, trabajos relacionados con:

- Los deportes.

- La moda.

- Los viajes.

- El marketing.

- La cocina.

- La organización de eventos.

2 El temperamento melancólico

El temperamento melancólico es aquel en el que predomina el humor de la bilis negra. Suelen ser personas con una personalidad más introvertida, prudentes y reservadas. Están atentas a cualquier cosa que sucede a su alrededor; en este sentido, son muy observadoras.

Prefieren actuar por su cuenta, con prudencia y analizando los pros y contras de las situaciones (son personas analíticas). No buscan la novedad y la aventura, a diferencia de las personas con temperamento sanguíneo. Prefieren la calma y lo conocido. Son, además, ordenadas y gestionan muy bien sus cosas (ahorros, horarios…). 

Profesiones que escogen

Las personas con este temperamento, si siguen su “instinto”, se decantan por profesiones relacionadas con:

- El trabajo social.

- La contabilidad y la economía.

- La gerencia.

- La administración.

3 El temperamento colérico

El temperamento colérico se fundamenta en la bilis amarilla, el humor que más predomina en estas personas, según la teoría de Galeno. Se trata de personas muy orientadas a los objetivos. Personas inteligentes, lógicas y analíticas, a las que no les gusta demasiado “charlar” de temas banales (prefieren las conversaciones profundas).

Les gusta más estar solas que acompañadas de personas superficiales o que no les aporten algo significativo en su vida. Normalmente, desean compartir su tiempo con personas que tengan sus mismos intereses profesionales.

Profesiones relacionadas

¿Qué profesiones escogen las personas con temperamento colérico? Normalmente, aquellas relacionadas con los números y el análisis, tales como:

- Profesiones tecnológicas.

- Ingeniería.

- Estadística y matemáticas.

- Administración.

- Informática y programación.

- Negocios.

4 El temperamento flemático

Finalmente, el último de los cuatro temperamentos, el temperamento flemático, es aquel en el que predomina el humor de la flema. Son personas fieles, amorosas, que buscan relaciones profundas y cercanas. Les gusta estar en armonía y cuidan mucho de sus relaciones personales. Suelen evitar los conflictos y son las que siempre median cuando dos personas se enfadan, en busca de la paz.

Tienen una faceta muy humana que les lleva a ayudar a los demás. Son personas familiares y amistosas.

Profesiones que escogen

A raíz de este anhelo por ayudar, las personas con un temperamento flemático escogen profesiones relacionadas con ello (sobre todo, del ámbito social y sanitario):

- Psicología.

- Enfermería.

- Medicina.

- Educación.

- Servicios sociales y trabajo social.

Siguiendo con la teoría de los cuatro humores de Galeno, a día de hoy podríamos aplicar estos cuatro temperamentos a las personas. Lógicamente, no todas las personas presentan un temperamento puro, sino que pueden manifestar elementos de más de uno de ellos. Además, estas definiciones son orientativas y una persona con X temperamento no tiene por qué “cumplir” con todos los aspectos del mismo.  

Y tú, ¿qué temperamento tienes? ¿Te has sentido identificada con alguno de ellos? Recuerda que el temperamento no se puede cambiar, pero algunos aspectos de la personalidad (normalmente, superficiales, sí).

Por ello, es importante trabajar en la autoaceptación, a través de: conocernos a nosotras mismas y valorar nuestras fortalezas, sin dejar de ser conscientes de nuestros puntos débiles (que siempre podemos seguir trabajando). Seas como seas, te animamos a seguir conociéndote y a enamorarte cada día un poco más de ti misma. Recuerda que el amor propio es el único que ¡dura toda la vida!

“El amor propio es como una planta, que tenemos que regar para que viva”
-Anónimo-
 

Referencias bibliográficas:

  • Avia, MD (1995). Personalidad: aspectos cognitivos y sociales. Madrid: Pirámide.
  • Bermúdez, J. (2003). Psicología de la personalidad. Teoría e investigación (vol. I y II). Madrid: UNED.
  • Sánchez Elvira Paniagua, A. (2005). Introducción al estudio de las diferencias individuales. Madrid: Ed. Sanz y Torres. 2ª Edición.

Puedes leer más artículos similares a Tipos de temperamento del ser humano y cómo influyen en la personalidad, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.