¿Tengo depresión? Las preguntas que debes hacerte para salir de dudas

Los síntomas más notables de la depresión

Laura Ruiz Mitjana

¿Te notas más triste o apagada de lo habitual desde hace tiempo? ¿Sientes que esta tristeza es excesiva o desproporcionada? ¿O que dura demasiado en el tiempo? ¿Sientes también apatía, fatiga o síntomas físicos como alteraciones en el sueño

Si te estás planteando seriamente la posibilidad de estar padeciendo una depresión y te gustaría indagar un poco más en la cuestión, desde Diario Femenino te proponemos una serie de preguntas que pueden ayudarte a saber si existe o no la posibilidad de que sufras este trastorno.

Sin embargo, aunque te propongamos una serie de preguntas, recuerda que el diagnóstico siempre deberá hacerlo un profesional. Por eso, más allá de contestarlas y, sobre todo, si respondes “SÍ” a la mayoría de estas preguntas (o a un mínimo de 5 de ellas), te animamos a pedir ayuda profesional para que puedan valorar tu caso más en profundidad.

Preguntas para averiguar si tienes depresión

¿Qué preguntas puedes hacerte? Hemos seleccionado una serie de preguntas basadas en los criterios diagnósticos para la depresión según el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). Te animamos a leerlas y, sobre todo, a anotar las respuestas en algún cuaderno.

+ ¿Cómo es tu estado de ánimo? ¿Estás triste la mayor parte del día? Si es así, ¿te ocurre cada día?

Uno de los síntomas imprescindibles de la depresión, junto a la pérdida de placer o interés, es el estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, todos los días. Por ello es imprescindible hacerte esta pregunta: ¿cómo es tu estado de ánimo, en general? ¿Es un estado de ánimo deprimido? 

+ ¿Has perdido el interés o el placer? ¿No tienes ya ilusión por las cosas? Si es así, ¿te ocurre cada día?

Otro de los síntomas fundamentales de la depresión es la anhedonia, que es la pérdida de interés o placer por las cosas que antes sí lo producían. Esta disminución o pérdida del interés o placer se da en todas o casi todas las actividades, la mayor parte del día, casi todos los días.

+ ¿Has perdido o ganado peso? ¿Has perdido o ganado apetito? Si es así, ¿te ocurre cada día? 

Aunque se puede perder o ganar peso por mil motivos diferentes, lo cierto es que en la depresión este síntoma se da con mucha frecuencia. Esto es consecuencia de un aumento o disminución del apetito, que en la depresión aparece casi todos los días. En el caso de una pérdida de peso, debes analizar si se debe a una dieta o a otras posibles causas como un estado de ánimo deprimido.

+ ¿Cómo duermes? ¿Duermes bien? ¿Sufres insomnio o hipersomnia? Si sufres algún trastorno del sueño, ¿te ocurre cada día? 

Los trastornos de sueño son también muy frecuentes en la depresión. Suele aparecer uno de estos dos: el insomnio (incapacidad para conciliar el sueño, mantenerlo o despertarse demasiado pronto por la mañana) o la hipersomnia (somnolencia excesiva durante el día o excesivamente larga, así como largos períodos de sueño durante la noche). 

Estos trastornos en la depresión, en caso de aparecer, aparecen casi todos los días; es decir, no es un síntoma puntual.

+ ¿Estás agitada o enlentecida? Si es así, ¿esto te ocurre cada día? 

Otro de los síntomas de la depresión es una agitación o un retraso psicomotor casi todos los días. Así, pregúntate si te sientes más agitada o nerviosa de lo normal o, si por el contrario, te sientes enlentecida (retraso psicomotor) a la hora de realizar tus tareas cotidianas. Como el resto de síntomas, este aparece en la depresión casi todos los días, por lo que, en caso de sufrir agitación o enlentecimiento, debes preguntarte por la frecuencia, es decir, si te ocurre todos los días o es algo puntual.

+ ¿Te sientes fatigada? ¿Has perdido la energía? Si es así, ¿esto te ocurre cada día?

La fatiga o la pérdida de energía también es un síntoma muy frecuente en la depresión. También aparece casi todos los días. Por lo que, otra de las preguntas que puedes hacerte para saber si tienes depresión es esta: ¿me siento más fatigada de lo normal? ¿O más cansada? ¿Me ocurre cada día?

+ ¿Te sientes inútil? ¿Sientes una culpa excesiva por alguna razón? (O por el hecho de sentirte deprimida). Si es así, ¿esto ocurre cada día?

Otro de los síntomas de la depresión es la sensación de inutilidad, o bien una culpabilidad excesiva o inapropiada, que puede ser delirante. Esto ocurre también casi todos los días, y no se trata simplemente de autorreproche o culpa por estar deprimida.

+ ¿Te cuesta más de lo habitual el hecho de pensar, concentrarte o tomar decisiones? Si es así, ¿esto ocurre cada día? 

En la depresión también aparecen síntomas cognitivos, es decir, nuestra capacidad para pensar también se ve afectada. Uno de estos síntomas es una disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o para tomar decisiones, casi todos los días. Es por ello que otra de las preguntas que debes hacerte es esta: ¿me cuesta pensar o concentrarme? ¿Más de lo habitual?

+ ¿Piensas en la muerte de forma recurrente? ¿Has tenido ideas suicidas o ganas de quitarte la vida? ¿Lo has llegado a intentar?

En la depresión también son frecuentes los pensamientos de muerte recurrentes (que no implican solo miedo a morir), así como las ideas suicidas recurrentes sin un plan determinado, los intentos de suicidio o planes específicos para llevarlo a cabo.

+ ¿Los síntomas te generan sufrimiento y/o interfieren en tu funcionamiento diario?

En salud mental, muchas veces lo que marca el límite entre algo “normal” y padecer un trastorno psicológico, es el sufrimiento y/o interferencia que esos síntomas generan en la vida diaria. Cuando aparece este sufrimiento o interferencia, entonces es probable que estemos ante un trastorno psicológico que requiera un abordaje terapéutico adecuado.

+ ¿Cuánto hace que te sientas así?

Para hablar de depresión, los síntomas deben durar, como mínimo, 2 semanas. Y de todos los síntomas mencionados, deben aparecer como mínimo 5; también debe existir un cambio en el funcionamiento previo.

Requisitos diagnósticos en la depresión

Es importante saber que para diagnosticar una depresión es imprescindible que se cumpla lo siguiente: debe aparecer sí o sí o bien un estado de ánimo deprimido (la mayor parte del día, casi todos los días), o bien una pérdida de interés o placer en las cosas que antes nos hacían disfrutar

A esto deben sumársele, como decíamos, 4 de los síntomas anteriores (que hemos conocido gracias a las preguntas propuestas), es decir, deben aparecer un mínimo de 5 síntomas.

Así que, si manifiestas uno de los dos criterios iniciales (estado de ánimo deprimido o pérdida del placer o el interés), sumado a 5 síntomas de los que hemos comentado, desde hace más de 2 semanas, es probable que padezcas depresión.

La importancia de pedir ayuda si tienes depresión

Sin embargo, insistimos, no todas las depresiones encajan a la perfección con lo que dice la teoría y no todas las depresiones son igual de graves. De esta forma, puede que manifiestes menos síntomas pero que estos interfieran notablemente en tu vida, por ejemplo. 

Por otro lado, tú te conoces más que nadie y es probable que si has llegado hasta aquí es porque necesitas respuestas y, sobre todo, porque sientes que tu funcionamiento se ha visto interferido por alguna razón

Sea como sea, si manifiestas síntomas anímicos, motivacionales o conductuales, cognitivos, físicos o interpersonales y, además, tu estado de ánimo está por debajo de lo habitual, te animamos a pedir ayuda profesional.

 

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.
  • Belloch, A.; Sandín, B. y Ramos, F. (2010). Manual de Psicopatología. Volumen I y II. Madrid: McGraw-Hill.
  • Caballo (2002). Manual para el tratamiento cognitivo-conductual de los trastornos psicológicos. Vol. 1 y 2. Madrid. Siglo XXI.

Puedes leer más artículos similares a ¿Tengo depresión? Las preguntas que debes hacerte para salir de dudas, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.