Duelo por la muerte de un ser querido: ¿cómo saber si lo he superado?

Formas de saber si he superado un proceso de duelo

Pasar por un proceso de duelo ante la pérdida de un ser querido es una de las experiencias más complejas (y a veces devastadoras) que el ser humano puede llegar a vivir. Y es que para nadie resulta fácil enfrentarse a las implicaciones de la partida de alguien a quien amamos.

Además, es importante saber que el duelo, aunque puede variar en forma e intensidad, también surge cuando afrontamos otros tipos de pérdidas: la pérdida de una habilidad importante, el cambio de una ciudad, la pérdida de un trabajo, etc. En definitiva, todas aquellas experiencias que impliquen afrontar y cerrar una etapa de nuestra vida.

Los sentimientos de tristeza y desesperanza que surgen durante el duelo pueden llegar a ser incluso deshabilitantes para algunas personas. Pero, con el paso del tiempo, estos sentimientos comienzan a disiparse, y gradualmente volvemos a continuar con nuestras vidas adaptándonos a una nueva realidad. 

En Diario Femenino reflexionamos sobre qué es el duelo por la muerte de un ser querido, cómo transitarlo y cómo saber si lo hemos superado.

¿Qué es exactamente el duelo?

Antes de indagar más a profundidad en el tema, es necesario comprender qué es el duelo: se trata de la reacción natural (psicológica y comportamental) a la pérdida, por ejemplo, a la muerte de una persona querida. Esta reacción suele ir acompañada de los síntomas que se suelen asociar a los episodios de depresión mayor, según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (también conocido como DSM-5).

Por su parte, Bucay (2005) define el duelo como un "proceso normal de elaboración ante una pérdida, con tendencias a la armonización y adaptación de las vivencias internas de la persona en relación con la realidad externa a la que debe enfrentarse". 

De esta forma, es importante tener en cuenta que el duelo no se limita a la pérdida de un ser querido. También podemos experimentar un duelo al perder un trabajo, al finalizar unos estudios, terminar una relación amorosa, cambiar de casa… En definitiva, cualquier cambio que implique una pérdida o la culminación o finalización de un vínculo sentimental.

¿Hay una manera adecuada para transitar un duelo?

La respuesta es no. No existe una fórmula para poder sobrellevar un duelo, pues este responde a muchos factores inherentes a la persona que lo transita y al ambiente en el cual se encuentra. Para algunas personas este proceso es más sencillo que para otras y no hay nada de malo en ello. No hay un patrón establecido que debas seguir para sobrellevar tu duelo. Aprende a respetar tus tiempos y de ser necesario busca ayuda profesional para hacerlo.

No hay una guía de pasos a seguir para que el duelo sea fácil o rápido, la experiencia es diferente para cada persona. Cada quien trata de encontrar su centro dentro de la situación caótica que representa una pérdida.

Es muy común escuchar de quienes nos rodean las cosas que debemos hacer para gestionar el dolor. Muchas veces, lo hacen con la mejor de las intenciones, pero esto no sirve de ayuda. Lo mejor que pueden hacer es simplemente acompañarnos.

Sensaciones que puedes experimentar en el proceso del duelo

La complejidad del duelo se evidencia en la gran variedad de síntomas que se pueden experimentar. No necesariamente se vivirán todos, y su intensidad será variable. Algunos de estos síntomas son:

+ Sentir una profunda tristeza que te embarga durante gran parte del tiempo.

+ Tener problemas de atención, a excepción de objetos o detalles que recuerden al ser querido hacia los que se extrema el interés.

+ Perder interés por la vida o no encontrarle sentido alguno.

+ Sobre pensar todo el tiempo en el ser que has perdido y tener problemas en aceptar que ya no está.

+ Dificultades para dormir y para comer.

+ Sensación de distanciamiento emocional con lo que te rodea.

+ Incapacidad para disfrutar lo que antes era agradable.

+ Sentimientos de culpa. Sentir que pudiste hacer algo para evitar que sucediera.

+ Querer aislarte de todos y de todo.

+ Sentirte irritable hasta por las cosas más insignificantes. 

Puede que experimentes todos o algunos de estos síntomas y eso es normal dentro del proceso de duelo, pero cuando el tiempo avanza y estos sentimientos no disminuyen, podemos pensar que se está transitando por un duelo complicado y se requiere de apoyo terapéutico.

¿Cómo saber si he superado el duelo?

Determinar hasta qué punto hemos realizado un duelo es bastante complejo, pero hay algunos indicadores que te pueden dar indicios de que lo has superado:

+ Comienzas a aceptar la realidad. Aceptas que esa persona ya no volverá (o que esa etapa de tu vida ha terminado).

+ Te adaptas a una nueva dinámica de vida.

+ Cuando recuerdas a tu ser amado lo haces con alegría, amor y/o añoranza, pero no con una profunda tristeza.

+ Tus ciclos de sueño se han regulado.

+ Has vuelto a tener apetito.

+ Disfrutas de la compañía de otros y te ilusiona salir a hacer cosas.

El dolor de una pérdida no siempre desaparece, pero sí se transforma, disminuye en intensidad y nos permite ver la vida desde una nueva óptica. Nos impulsa a seguir adelante valorando cada aspecto de la vida, apreciando los tiempos, las relaciones, las vivencias… 

Qué hacer para superar un proceso de duelo

Lo primero que debes hacer para transitar cualquier proceso de duelo es aprender a respetar tus tiempos y permitirte sentir el dolor y el vacío que esto causa.

Vivenciar un duelo no es fácil, pero lo peor que podemos hacer es negarnos a sentir el dolor. Es preciso soltar toda esa carga para poder liberarnos y comenzar el proceso de adaptarnos a una nueva realidad de vida sin esa persona.

La ayuda profesional para la elaboración del proceso de duelo es recomendable, pues te permitirá crear las estrategias necesarias para la aceptación de lo sucedido y te ayudará a integrarte a una nueva rutina de vida, con los cambios que la pérdida va a implicar.

Si en medio de tu proceso de duelo experimentas pensamientos suicidas es muy importante que lo hables con alguien, puede ser un familiar o amigo cercano. Si sientes que este tipo de ideaciones son recurrentes, no dudes en pedir ayuda a los profesionales de la salud mental.

Todo lo que puedes aprender de un duelo

Es importante permitirte sentir y no apresurar el proceso de duelo. Te tomará el tiempo que sea necesario para sanar y va a doler tanto como te tenga que doler, y nadie tiene derecho a invalidar o desestimar lo que sientes.

Los duelos no son aspectos negativos de la vida. Todo lo contrario, el duelo te ofrece la posibilidad de aceptar, perdonar y soltar lo sucedido.

Y más importante aún, el duelo te puede ayudar a darle mayor importancia a las cosas que realmente tiene valor en la vida; a apreciar el tiempo de calidad vivido, a fortalecer las relaciones, a perdonar viejos rencores y a comprender lo efímera que es la vida, no como algo negativo, sino como el impulso necesario para aprender a apreciar este maravilloso viaje llamado vida.

El duelo es pues, un proceso de transformación que encierra en sí mismo un profundo crecimiento para nuestra alma. ¡Recibe todo nuestro amor que te ayude sanar!

"El duelo es algo bueno. Es la forma de ir a través de las transiciones de la vida".
-Rick Warren-
 
Y tú, ¿te has enfrentado al duelo por la muerte de un ser querido? ¿cómo has podido saber si lo has superado? ¡Cuéntanos en los comentarios tu experiencia!

Puedes leer más artículos similares a Duelo por la muerte de un ser querido: ¿cómo saber si lo he superado?, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: