Necesidades humanas según la Pirámide de Maslow: hacia la autorrealización

Qué es y cómo entender los niveles de la Pirámide de Maslow

La Pirámide de Maslow se encuadra dentro de la psicología humanista, una orientación psicológica (o modelo psicológico) que se centra en la singularidad del ser humano y en la autorrealización. Se trata de una psicología que pone el énfasis en el potencial humano, y su movimiento se funda oficialmente 1961, con la constitución de la American Association of Humanistic Psychology (AAHP) y la publicación del Journal of Humanistic Psychology.

La Pirámide de Maslow fue desarrollada por el psicólogo estadounidense Abraham Maslow, en 1943, cuando este introdujo por primera vez el concepto de "jerarquía de necesidades" en su artículo "A Theory of Human Motivation", en su libro "Motivation and Personality".

En Diario Femenino te contamos qué son las necesidades humanas según la Pirámide de Maslow, cada nivel hasta la autorrealización, y cómo satisfacerlas.

Abraham Maslow: su concepción de la naturaleza humana

Abraham Harold Maslow (1908-1970) fue un psicólogo estadounidense humanista que se hizo especialmente famoso por su contribución a la psicología humanista, a través de su Pirámide de necesidades. Este autor concede especial importancia a la percepción subjetiva y única de la realidad por parte de la persona. Tiene una concepción optimista y positiva de la naturaleza humana, dirigida hacia la autorrealización (la cumbre de su pirámide).

En este sentido, es importante, antes de adentrarnos en su pirámide, entender qué es una necesidad y cómo se diferencia de un deseo. Una necesidad se define como "el estado de un ser en que se halla en carencia de un elemento". Su consecución resulta indispensable para vivir en un estado de bienestar corporal y/o espiritual. No es lo mismo deseo que necesidad; en el primer caso, hablamos de algo que anhelamos, pero que no necesitamos para vivir o desarrollarnos.

Las necesidades humanas según la Pirámide de Maslow

Maslow crea la Pirámide que lleva su nombre, la Pirámide de Maslow, donde se encuentran 5 niveles de necesidades (que conoceremos a continuación), necesidades que las personas vamos satisfaciendo durante la vida.

Maslow centra la fuente de los problemas de las personas en las necesidades no satisfechas. Dichas necesidades están organizadas de forma jerárquica, a través de su Pirámide. En orden de menor a mayor (de la base de la pirámide a la cumbre), es decir, partiendo de las primeras necesarias en cubrirse para pasar a las siguientes, estarían:

- Las necesidades fisiológicas: respiración, alimentación, descanso, relaciones íntimas, homeostasis.

- Las necesidades de seguridad: seguridad física, de empleo, de recursos, moral, familiar, de salud, propiedad privada.

- Las necesidades de afiliación: amistad, afecto, relaciones íntimas.

- Las necesidades de reconocimiento: autorreconocimiento, confianza, respeto, éxito.

- La autorrealización (en la cúspide de la pirámide): moralidad, creatividad, espontaneidad, falta de prejuicios, aceptación de hechos, resolución de problemas.

La conducta de la mayoría de las personas se centra en la satisfacción de necesidades por debajo del nivel más elevado. Por otro lado, llegar a la autorrealización no es fácil. Vamos a ver con un poco más de detalle en qué consiste cada una de las necesidades humanas según la Pirámide de Maslow:

Los 5 niveles de la Pirámide de necesidades humanas de Maslow

+ Necesidades fisiológicas

Son las primeras necesidades que "debemos" cubrir (siendo las otras secundarias). Resultan vitales para la supervivencia y son de orden biológico. Aquí encontramos las necesidades relacionadas con las funciones vitales y otras, como sería: la necesidad de dormir, beber agua, alimentarse, respirar, tener relaciones íntimas, el refugio, etc.

Estas necesidades hacen posibles los procesos biológicos más fundamentales, que permiten que nuestro cuerpo viva y respire. Cubren nuestras funciones fisiológicas y nos permiten mantener el equilibrio entre los tejidos, las células, los órganos… También permiten que nuestro sistema nervioso funcione adecuadamente.

+ Necesidades de seguridad

El siguiente nivel de las necesidades humanas según la Pirámide de Maslow es el formado por las necesidades de seguridad. Estas nos permiten vivir, pero a un nivel diferente que el de las anteriores. Recordemos que las fisiológicas deben cubrirse antes que estas.

Así, las necesidades de seguridad están destinadas a la seguridad personal, a la protección, la estabilidad y el orden en nuestra vida. Tienen relación con las expectativas y con la manera en la que las condiciones de vida nos permiten desarrollar nuestros proyectos y retos, a medio y largo plazo.

Se fundamentan, a su vez, en nuestros bienes, derechos y capital social. Incluyen la seguridad física, la salud, los ingresos, los recursos, la seguridad familiar, el empleo, etc.

+ Necesidades de afiliación

Las necesidades de afiliación tienen que ver con nuestra parte más social, eso es, con los vínculos; el afecto, la intimidad, la amistad… Siguiendo con la estructura y lógica de la pirámide, estas necesidades tienen sentido cuando las anteriores ya están cubiertas o satisfechas.

Son necesidades que se expresan cuando buscamos superar los sentimientos de soledad y establecer vínculos afectivos y significativos con las personas. A través de su "búsqueda", trascendemos nuestra individualidad y establecemos vínculos con los demás, con el entorno.

Son necesidades que experimentamos diariamente en nuestra vida: cuando deseamos casarnos, formar una familia, adquirir el sentimiento de pertenencia a "algo"... El hecho de sentir que pertenecemos, nos ancla a la vida y nos permite, en cierto modo, adquirir un sentido más profundo de la vida.

Esto no quiere decir que no podamos disfrutar de la soledad (¡tan beneficiosa para nuestra salud mental!), pero sí reconoce la importancia de vincularnos, como seres sociales que somos.

+ Necesidades de reconocimiento

Estas necesidades tienen que ver con la confianza, el respeto, el éxito y el autorreconocimiento. También conocidas como necesidades de estima, tienen relación con cómo nos valoramos a nosotros mismos (autoestima) y con cómo nos valoran los demás (reconocimiento social).

Una vez se cubren las necesidades anteriores, estas "deben" cubrirse (o, en otras palabras, surge la necesidad de cubrirse estas). Cuando se satisfacen las necesidades de reconocimiento, fortalecemos nuestra autoestima y potenciamos el respeto hacia uno mismo y hacia los demás. En cambio, cuando no son satisfechas, nos podemos sentir inferiores, sin valor.

+ Autorrealización

Finalmente, la cumbre de la pirámide de Maslow es la autorrealización: la necesidad "suprema". Las necesidades de autorrealización incluyen el desarrollo de las necesidades más profundas e internas; implican el desarrollo de nuestra moralidad y espiritualidad, la búsqueda del sentido de la vida, etc.

No son necesidades fáciles de definir, ya que sus objetivos son abstractos y no siempre se consiguen a través de acciones concretas. Más bien, son cadenas de acciones las que nos permiten llegar hasta ellos. Cada persona tendrá sus propias necesidades de autorrealización, únicas e intransferibles.

La terapia psicológica existencial de Maslow

Maslow, como buen psicólogo, fue más allá de la teoría y también se dedicó a hacer terapia. La corriente que siguió Abraham Maslow a través de su pirámide, y desde un enfoque terapéutico, es la psicoterapia existencial. A grandes rasgos, este tipo de psicoterapia conlleva la aplicación de ideas filosóficas a los problemas del vivir; permiten habilitar a la persona a entender mejor el potencial de su existencia, así como estimularla para encontrar una nueva perspectiva de su vida y de cómo la vive.

La actividad terapéutica de Maslow, a través de su pirámide, se centra en ayudar a que la persona venza los obstáculos que le dificultan su crecimiento natural hacia la realización y la felicidad. Para ello, Maslow utilizó dos tipos de grupos terapéuticos:

+ Los grupos de encuentro, en los que, mediante discusiones dolorosas, se trataba de destruir las defensas y escrúpulos falsos de los participantes.

+ Los grupos de sensibilidad, donde el objetivo era que las personas incrementasen la sensibilidad hacia sí mismas y hacia los demás, a través del contacto físico y la comunicación no verbal.

Y tú, ¿crees que tienes tus necesidades básicas cubiertas? ¿Has ido subiendo de niveles en la pirámide? No olvides que la vida es un fluido constante, y que hay necesidades que un día tenemos cubiertas y otros, no; nos movemos constantemente de un nivel a otro.

Lo importante es intentar buscar esa felicidad de la que habla Maslow en su cumbre y sobre todo, disfrutar mientras satisfacemos necesidades de niveles inferiores.

“No importa en qué parte de tu camino estés, ahí es donde debes estar; el final siempre queda adelante”.
-Oprah Winfrey-

Puedes leer más artículos similares a Necesidades humanas según la Pirámide de Maslow: hacia la autorrealización, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: