27 frases de ánimo para afrontar el coronavirus: mensajes de esperanza

Palabras positivas de apoyo para no decaer ante la lucha contra el Covid-19

Tamara Sánchez

El coronavirus nos ha dejado a todos en jaque. Un virus que surgió en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan y que rápidamente se ha ido extendiendo por otros países hasta convertirse en pandemia mundial. Un virus que a muchos nos ha hecho quedarnos confinados en casa sin salir. Un virus que ha cerrado colegios, parques, tiendas, bares y restaurantes. Un virus para el que todavía no existe una cura y que está haciendo que perdamos muchas vidas diarias, fundamentalmente las de nuestros mayores y ancianos. Un virus que lo ha puesto todo patas arriba y que nos ha hecho replantearnos nuestro modo de vivir, de ver el mundo.

Ante estas circunstancias, no es extraño que nuestras fuerzas flaqueen, no es nada raro sentirnos tristes, desorientados, con incertidumbre, ansiedad y miedo al futuro. Lo normal es que tengas un sabor amargo en la boca y que te levantes cada día con la sensación de sentirte perdido.

Pero no podemos decaer, no podemos dejar que el Covid-19 (así se le denomina científicamente) nos gane la batalla. Tenemos que levantarnos y luchar para vencerle, porque cada uno de nosotros podemos poner nuestro granito de arena para alejarlo de nuestras vidas, para así poder volver a la normalidad. Esa normalidad de la que a diario nos quejamos, pero que ahora echamos tan en falta.

Y para lograr el propósito de frenar la curva del coronavirus, vencerle, hemos de estar motivados. Por eso, en Diario Femenino te proponemos estas frases de ánimo para afrontar el coronavirus. Léelas a diario, mándaselas a todos tus contactos, házselas llegar a toda la gente que conozcas. Estos mensajes están llenos de esperanza. Porque sí, #todovaasalirbien. ¡Estamos convencidas de ello!

Mensajes muy motivadores para animarse en la lucha contra el coronavirus

Vamos a plantarle cara al Covid-19 para que no siga haciendo más daño. Vamos a retarle y lo vamos a hacer con todas nuestras ganas. Con el mejor de los ánimos y con estos mensajes tan positivos:

1 Ser fuerte es levantarse de cada caída, limpiarse las heridas y seguir adelante.

El verdadero aprendizaje de la vida viene cuando te caes y rápidamente aprendes a levantarte.

2 Recuerda, incluso en tus peores días, que no hay árbol que el viento no haya sacudido.

La vida pone obstáculos y trabas, pero con fuerza y determinación pueden superarse.

3 La vida te ha retado a una dura batalla, pero no te preocupes. ¡TÚ puedes vencerla!

Debemos estar unidos ante la adversidad, ¡ahora más que nunca!

4 Siempre hay una solución para cada problema, una sonrisa para cada lágrima y un abrazo (aunque sea virtual) para cada tristeza.

El coronavirus ha hecho que no nos podamos besar ni abrazar, pero eso no quiere decir que tengamos que dejar de demostrarnos cariño y amor.

5 Dios te dice hoy: necesito que sigas adelante y confíes en mí… Voy a acomodar todas las cosas.

Hasta las cosas negativas tienen su lado positivo. Y el coronavirus ha llegado para transmitirnos una gran lección.

6 Una mentalidad optimista es el mejor estimulante que conocerás jamás.

Mantente positivo y cuando menos te lo esperes, todo habrá pasado.

7 Al final todo saldrá bien y si no sale bien, es que NO es el final.

Solo hay que ser un poco paciente.

8 Algunos días no habrá una canción en tu corazón. Canta de todos modos.

Pon la música a tope, sintoniza la radio, dale al play a tu tema favorito y baila sin parar. ¡No hay mejor forma de motivarse en los malos momentos!

9 Un sabio dijo: primero duele, después te da rabia y termina dándote risa. Así se cierran las etapas.

Esto también pasará y quedará en nuestros recuerdos como una simple anécdota que contar.

10 Si estás atravesando un mal momento, sigue caminando. Lo malo es el momento, no tú.

Precisamente eres tú quien puede poner todo de su parte para que esto pase cuanto antes.

11 Todo el mundo quiere felicidad. Nadie quiere angustia. Pero no puede haber arcoíris sin un poco de lluvia.

Se disfruta más de la alegría después de haber conocido la tristeza.

12 Nuestra mayor debilidad radica en darse por vencido. La forma más segura de tener éxito es intentarlo una vez más.

No decaigas, todos debemos mantenernos en la lucha para vencer al virus. ¡Le venceremos!

Frases de apoyo para todos los enfermos de coronavirus (y para sus familiares)

Hay una parte de la población que lo está pasando especialmente mal. Nos referimos a esas personas afectadas directamente por la enfermedad, a esas personas contagiadas por el virus, esas personas que tienen que estar totalmente aisladas, sin ver a sus seres queridos y, en el peor de los casos, ingresadas en el hospital. A todos ellos, especialmente, y también a sus familiares queremos mandarles desde aquí estas frases de esperanza ante la crisis del Covid-19:

13 Si dejas que la enfermedad te supere, no habrá medicación que te dé la cura.

¿Sabes el dicho ese que dice ‘mente sana, cuerpo sano’? ¡Es totalmente cierta! Tu estado mental influye muchísimo en tu estado físico.

14 La mente tiene una gran influencia sobre el cuerpo, y las enfermedades a menudo tienen su origen allí.

¡Mantente positivo siempre!

15 Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente. La negatividad es una de las razones que más debilitan el sistema inmunológico.

Si quieres aumentar tus defensas, ya sabes, ¡positivismo al 100%!

16 El mejor médico es el que mejor inspira la esperanza.

Gracias a todos esos sanitarios que se están dejando el alma para que todos podamos mantenernos sanos y fuertes.

17 La salud es el regalo más grande. Cuídala y protégete.

Es muy importante que sigas las recomendaciones marcadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para protegerte del coronavirus y que, con ellas, protejas también a todos los que te rodean.

18 La salud no lo es todo, pero sin ella, todo lo demás es nada.

Una frase que, en tiempos de coronavirus, adquiere más significado que nunca.

19 Los 6 mejores doctores: descanso, luz de sol, ejercicio, dieta y autoestima.

Para protegerte de enfermar por coronavirus, haz deporte a diario (hay muchas rutinas y ejercicios para hacer en casa), sal un rato a la ventana a tomar el sol y cuida tu alimentación.

20 La salud no se valora hasta que llega la enfermedad.

¡Y a partir de ahora la valoraremos más que nunca!

Frases para sobrellevar mejor la cuarentena en casa y no desanimarse

Quedarse en casa día tras día y sin saber cuándo acabará exactamente esta situación se hace muy duro, por eso necesitamos un poco de energía que nos cargue las pilas y nos anime a no desfallecer. ¡Te regalamos estas palabras de alegría y motivación para afrontar el confinamiento!

21 No importa cómo te sientas hoy… Levántate, vístete y sal a tu ventana a brillar. El sol no es suficiente para iluminar todo el planeta, ¡también te necesita a ti!

Aunque nos quedemos en casa, el sol sigue saliendo, ¡disfrútalo!

22 El sol sale también para ti. Solo tienes que abrir la ventana.

Toma aire y respira.

23 Por mucha oscuridad que haya, siempre SIEMPRE vuelve la luz.

Ya sabes: después de la tormenta llega la calma, ten paciencia y llegará.

24 Los mejores momentos están por venir.

Aunque el presente sea incierto, el futuro es prometedor, ¡no lo dudes ni un segundo!

25 Toda crisis tiene: una solución, una fecha de vencimiento y un aprendizaje.

¡Quédate con todas las cosas positivas de esta situación!

26 No voy a permitir que me corten las alas.

Sigue soñando, sueña en grande, más pronto de lo que esperas podrás continuar cumpliendo todos tus sueños.

27 Que todo fluya, que nada influya.

No pienses en cuándo o cómo acabará esta situación, vive el presente y esfuérzate para que cada momento siga siendo único, especial y mágico. ¡Sigues siendo la dueña de tu vida!

Texto para reflexionar sobre el coronavirus y sus efectos a nivel mundial

Todo va a pasar. Venceremos al coronavirus y todo volverá a la normalidad. Nuestras rutinas, nuestras costumbres, nuestra vida. Seguro que muy pronto podremos estar disfrutando de nuevo de nuestros seres queridos, podremos volver a reír, a abrazar y a besar. Pero, aún así, no cabe duda de que tras la crisis del coronavirus jamás volveremos a ser los mismos. Esta pandemia pasará y nos dejará una gran lección de vida. Lecciones, reflexiones y valores que algunos psicólogos como el italiano F. Morelli ya han querido plasmar por escrito:

"Creo que el universo tiene su manera de devolver el equilibro a las cosas según sus propias leyes, cuando estas se ven alteradas. Los tiempos que estamos viviendo, llenos de paradojas, dan que pensar…
En una era en la que el cambio climático está llegando a niveles preocupantes por los desastres naturales que se están sucediendo, a China en primer lugar y a otros tantos países a continuación, se les obliga al bloqueo; la economía se colapsa, pero la contaminación baja de manera considerable. La calidad del aire que respiramos mejora, usamos mascarillas, pero no obstante seguimos respirando…
En un momento histórico en el que ciertas políticas e ideologías discriminatorias, con  fuertes reclamos a un pasado vergonzoso, están resurgiendo en todo el mundo, aparece un virus que nos hace experimentar que, en un cerrar de ojos, podemos convertirnos en los discriminados, aquellos a los que no se les permite cruzar la frontera, aquellos que transmiten enfermedades. Aún no teniendo ninguna culpa, aún siendo de raza blanca, occidentales y con todo tipo de lujos económicos a nuestro alcance.
En una sociedad que se basa en la productividad y el consumo, en la que todos corremos 14 horas al día persiguiendo no se sabe muy bien qué, sin  descanso, sin pausa, de repente se nos impone un parón forzado. Quietecitos, en casa, día tras día. A contar las horas de un tiempo al que le hemos perdido el valor, si acaso éste no se mide en retribución de algún tipo o en dinero. ¿Acaso sabemos todavía cómo usar nuestro tiempo sin un fin específico?
En una época en la que la crianza de los hijos, por razones mayores, se delega a menudo a otras figuras e instituciones, el Coronavirus obliga a cerrar escuelas y nos fuerza a buscar soluciones alternativas, a volver a poner a papá y mamá junto a los propios hijos. Nos obliga a volver a ser familia.
En una dimensión en la que las relaciones interpersonales, la comunicación, la socialización, se realiza en el (no)espacio virtual, de las redes sociales, dándonos la falsa ilusión de cercanía, este virus nos quita la verdadera cercanía, la real: que nadie se toque, se bese, se abrace, todo se debe de hacer a distancia, en la frialdad de la ausencia de contacto. ¿Cuánto hemos dado por descontado estos gestos y su significado?
En una fase social en la que pensar en uno mismo se ha vuelto la norma, este virus nos manda un mensaje claro: la única manera de salir de esta es hacer piña, hacer resurgir en nosotros el sentimiento de ayuda al prójimo, de pertenencia a un colectivo, de ser parte de algo mayor sobre lo que ser responsables y que ello a su vez se responsabilice para con nosotros. La corresponsabilidad: sentir que de tus acciones depende la suerte de los que te rodean, y que tú dependes de ellos.
Dejemos de buscar culpables o de preguntarnos por qué ha pasado esto, y empecemos a pensar en qué podemos aprender de todos ello. Todos tenemos mucho sobre lo que reflexionar y esforzarnos. Con el universo y sus leyes parece que la humanidad ya esté bastante en deuda y que nos lo esté viniendo a explicar esta epidemia, a caro precio".

¿Y tú? ¿Con cuál de estos mensajes de esperanza contra el coronavirus te quedas? Comparte tus propias frases en los comentarios. ¡Unidos podemos con todo!

Puedes leer más artículos similares a 27 frases de ánimo para afrontar el coronavirus: mensajes de esperanza, en la categoría de Frases y reflexiones en Diario Femenino.