Síntomas de que estás a punto de sufrir una crisis de ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Una característica de los trastornos de ansiedad es que se retroalimentan para perpetuarse en nuestro comportamiento. En muchas ocasiones es el propio temor a la ansiedad lo que nos genera la ansiedad. Esto ocurre, sobre todo en el caso de las crisis de ansiedad, unos episodios en los que se mezclan la ansiedad, el miedo y la angustia y que resultan muy difíciles de sobrellevar.

Sin embargo, a pesar del miedo que provocan tanto las crisis de ansiedad como los ataques de pánico, podemos asegurar que se trata de episodios temporales. La crisis de ansiedad se pasa, ni siquiera pone en riesgo nuestra vida, tal y como creemos cuando lo estamos sufriendo. Y para poder controlar la ansiedad y sus crisis, debemos aprender a reconocer los síntomas de una crisis de ansiedad.

Síntomas de la crisis de ansiedad

La crisis de ansiedad se manifiesta en forma de numerosos síntomas. Antes de pasar a enumerar esos síntomas debemos advertir que es la sensación de miedo e incomprensión del episodio la que prevalece. Con una crisis de ansiedad no vamos a morir, por mucho que nos cueste respirar, nos duela el pecho o nos invada la sensación de irrealidad. Porque una crisis de ansiedad se pasa.

- Dificultad para respirar. Se trata de una situación angustiosa cuando empezamos a notar que respiramos peor, con más dificultad, hasta llegar a una sensación de ahogo. Suele comenzar con un nudo en la garganta, pero la verdad es que en ningún caso vamos a dejar de respirar. Aunque eso es algo que no podemos comprender cuando estamos en medio de una crisis de ansiedad.

- Taquicardia. El ritmo del corazón cambia por completo durante una crisis de ansiedad. Y es uno de los síntomas que más nerviosas nos ponen. Tanto si notamos los latidos del corazón más acelerados, como si los notamos más lentos, el miedo a que esté ocurriendo algo en el corazón hace imposible controlar la ansiedad.

- Dolor en el pecho. Lo mismo ocurre con el dolor el pecho, que asociamos inmediatamente a un ataque al corazón.

- Temblores, problemas de visión y dolor de cabeza. Son un tipo de síntomas de una crisis de ansiedad que nos preocupan menos, pero que se suman a esos otros síntomas que más nos atemorizan para hacernos sentir que hemos perdido el control de nuestro cuerpo y de nuestra mente.

- Hormigueo y entumecimiento. Poco a poco notamos cómo nuestros músculos no nos responden. El hormigueo en las extremidades y el entumecimiento de, por ejemplo, la cara, dan paso a un desajuste entre nuestro cuerpo y lo que estamos notando en ese momento.

- Irrealidad. Esto favorece la sensación de irrealidad que se produce en una crisis de ansiedad. Nos sentimos como en otra dimensión, fuera de la realidad, viendo desde lejos cómo nuestro cuerpo se va desmoronando.

- Miedo a la locura. En estos momento, el miedo a perder la cabeza es una de las peores sensaciones de la crisis de ansiedad. Incomprensión por lo que nos está sucediendo y terror a lo que nos pueda suceder. Sólo queremos desaparecer.

- Miedo a la muerte. Pero más aterrador es el miedo a la muerte, que suele aparecer unos segundos después de ese miedo a volvernos locas. Todo lo que estamos experimentando en nuestro cuerpo no puede ser sino síntoma de una muerte inminente. Nada más lejos de la realidad.

Puedes leer más artículos similares a Síntomas de que estás a punto de sufrir una crisis de ansiedad, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.