56 frases reveladoras sobre el egoísmo y la envidia: ¡que no te engañen!

Mensajes para descubrir cómo son las personas egoístas

El individualismo gana adeptos y esto está convirtiéndose en una especie de sálvese quien pueda. Y es cierto que debemos ocuparnos de nosotros mismos, amarnos, querernos, comprendernos, valorarnos y colocarnos en el primer lugar de nuestras prioridades vitales. Pero esto no es algo que tengamos que hacer a costa de los demás, ni a costa de dejar olvidados y desatendidos a los demás. Es importante no confundir el egoísmo con una buena autoestima, así que hemos seleccionado estas 56 frases reveladoras sobre el egoísmo y la envidia para entenderlo mejor, ¡que no te engañen!

Citas célebres sobre el egoísmo

El egoísmo causa bastantes estragos en la sociedad, por eso ha merecido desde tiempos antiguos la atención de algunos pensadores. Estas son algunas de las frases más célebres de todos los tiempos sobre egoísmo.

1 Para un animal solitario, el egoísmo es una virtud que tiende a preservar y mejorar la especie: en cualquier tipo de comunidad se convierte en un vicio destructivo

Erwin Schrodinger

Si estuviéramos solos, solo tendríamos que ocuparnos de nosotros mismos, pensar en nosotros mismos y asegurarnos nuestra supervivencia. Pero resulta que no, que no vivimos solos.

2 Un egoísmo fuerte es una protección

Sigmund Freud

A veces el egoísmo es un mecanismo de protección que utilizan las almas heridas, como la soberbia o la rudeza. No queremos disculpar a nadie, solo intentamos comprender.

3 Siempre se repite la misma historia: cada individuo no piensa más que en sí mismo

Sófocles

Una frase muy antigua repleta de escepticismo sobre el género humano pero que desgraciadamente resulta de lo más actual.

4 Cuando un hombre está envuelto en sí mismo, hace un paquete bastante pequeño

John Ruskin

Se trata de abrirse a los demás, de dejar de pensar que el mundo gira a nuestro alrededor.

5 El egoísmo es el vicio detestable que nadie perdona en otros, pero que todo el mundo tiene

Henry Ward Beecher

Es cierto que todos somos egoístas en alguna ocasión incluso sin darnos cuenta. El dolor se hace más evidente cuando sufrimos el egoísmo de los demás.

6 Solo sentimos los males públicos cuando afectan a nuestros intereses particulares

Tito Livio

En la antigua Roma ya sabían que a veces solo nos mueve el interés propio.

7 Todos estamos hechos básicamente de la misma materia: la generosidad y el egoísmo, la bondad y la codicia

Madeleine M. Kunin

Como ves, el ying y el yang también forman parte de la personalidad.

8 Cuanto más hagas este mundo sobre ti, más miserable serás

Matt Chandler

Sin necesidad de relegarnos al último lugar, hay que tener siempre presente que lo que realmente nos enriquece es la generosidad.

9 Todo lo que se haga en interés propio está justificado

Oscar Wilde

¿Estás de acuerdo con esta frase de Oscar Wilde?

10 El egoísmo es ciego

Mahatma Gandhi

Como el amor. Pero puestos a elegir, nos quedamos con la ceguera amorosa.

11 Aún está por nacer el primer ser humano desprovisto de esa segunda piel que llamamos egoísmo

José Saramago

Atención a ese punto egoísta que todos tenemos. Atención y cuidado para que cuando salga a la luz no destroce a los demás.

12 Un hombre no se define como egoísta por perseguir su propio bien, sino por descuidar el bien de otros

Richard Whately

Nunca nos cansaremos de insistir en la necesidad de los cuidados en todo tipo de relaciones.

13 Una de las mayores enfermedades que hay en el mundo es el egoísmo

Teresa de Calcuta

Y es una auténtica pandemia.

14 El egoísmo es la esencia misma de un alma noble

Friedrich Nietzsche

Le damos voz a aquellos que contemplan el egoísmo desde un punto de vista más benévolo.

Frases para reflexionar sobre el egoísmo

Pero sigamos con esta actitud que todos hemos sufrido alguna vez en la vida. La reflexión sobre el egoísmo no incluye el deseo de castigo (ni a nosotros mismos ni a los demás) sino la de mejorar y llegar a ese punto en el que somos conscientes de que los demás tienen el mismo valor que nosotros.

15 El amor pregunta: ¿Qué puedo dar? Y el egoísmo responde: ¿Qué gano yo?

El amor, y no siempre en el sentido romántico, es lo opuesto al egoísmo. ¿Qué podemos dar a los demás?

16 Las personas son tan egoístas que hasta aquellos a los que ayudas se vuelven en tu contra

Pero hay que aclarar que no todas, tampoco podemos ir por la vida con una armadura sin dejar entrar a nadie por si acaso nos encontramos con un egoísta.

17 En un individuo, el egoísmo le deja el alma vacía. Para la especie humana, el egoísmo es la extinción

Desde la individualidad no hay crecimiento, se crece y se crea desde la comunidad.

18 Si tú no das, tampoco puedes pedir nada

Pero sí lo piden, ¿verdad? Seguro que conoces a más de una persona así.

19 Toda guerra en el mundo tiene su origen en las personas egoístas

Guerra y egoísmo frente a amor y paz. Sin duda el mundo sería un lugar mejor con menos egoísmo.

20 La Tierra gira alrededor del sol, no de ti

Esta frase se convierte en un mensaje de lo más especial y puede que encuentres en tu vida más de una persona a la que se lo puedas enviar.

21 El egoísmo proviene de la pobreza en el corazón, de la creencia de que el amor no es abundante

Cuando dentro de ti hay amor, amor por los demás, amor por ti mismo y amor por lo que te rodea, tu vida se enriquece.

22 Un egoísta es aquel sujeto que se empeña en hablarte de sí mismo cuando tú te estás muriendo de ganas de hablarle de ti

Yo, yo y yo. Será mejor que no hagas una lista de las personas que ves reflejadas en esta frase.

23 Es inútil ser egoísta, ya que cada uno de nosotros vive en interdependencia con todo el mundo y con todas las cosas

No estamos solos en el mundo, el mundo se mueve en conjunto gracias a todos, no gracias al individuo.

24 Es interesante como el egoísta, el ignorante, y el que está constantemente enojado tienden a ser la misma persona

Podemos añadir el crítico y el amargado a esta reflexión.

25 Todos somos propensos a ser un poco egoístas y un poco flojos

Esto también es un poco verdad, para qué nos vamos a engañar.

Mensajes sobre la diferencia entre el amor propio y el egoísmo

Hay un aspecto sobre el egoísmo muy interesante porque hay una línea que no es tan fina como creemos entre ser egoísta y quererse a uno mismo. Pero a veces tenemos dudas, a veces nos abandonamos a nosotros mismos, dejamos de cuidarnos y de prestarnos atención por miedo a ser egoístas. Y la verdad es que amor propio es necesario y es tan provechoso que no nos aísla, no es excluyente.

26 El egoísmo no es el amor propio, sino una pasión desordenada por uno mismo

Con esta frase sentamos la diferencia entre estos dos conceptos tan importantes.

27 No es egoísmo amarse a uno mismo, cuidarse a sí mismo y hacer de tu felicidad una prioridad. A veces es necesario

Es necesario siempre que tú seas tu prioridad. Pero el amor es generoso, es amplio y no es excluyente.

28 Si tienes la capacidad de amar, ámate a ti mismo primero

Lo decimos siempre, si quieres un buen amor, primero aprende a amarte a ti mismo.

29 Ve a lo tuyo y no te preocupes si a los demás les gusta

Esto no es egoísmo ni individualismo. Tal vez tu vida no le guste a todo el mundo, pero si vives con autenticidad, encontrarás muchas personas a la que sí les guste.

30 Lo mejor del mundo es saber cómo pertenecer a uno mismo

Amarse a uno mismo, saber estar con uno mismo, estar cómodo con uno mismo, curiosamente es el mejor mecanismo contra la soledad.

31 Tu tiempo es demasiado valioso como para malgastarlo en personas que no pueden aceptar lo que eres

La verdad es que no te interesa todo el mundo, te interesan aquellas personas que te respetan y que te aceptan.

32 Cuando empecé a quererme, me libré de todo lo que no era bueno para mí. Al principio lo llamé egoísmo sano, pero ahora sé que es amor propio

Una de esas frases para recordar en todo momento. No tengas ninguna duda a la hora de establecer esta diferencia entre amor propio y egoísmo.

33 La persona que no se valora a sí misma, no puede valorar nada ni a nadie

Es tan cierta esta reflexión como complicada a la hora de llevarla a la práctica.

34 La relación más importante que jamás tendrás es la relación contigo mismo

Así que conviene que cuides esa relación, que la alimentes, que la hagas creces y que la hagas lo más bonita posible.

35 Cuando dejas de vivir tu vida basándote en lo que otros piensan de ti, la vida real comienza

También hay que ser valiente para entrar y disfrutar en esa vida real.

36 Cuando te amas a ti mismo, tomas mejores decisiones

Esto sirve en todos los ámbitos, porque las decisiones basadas en el amor son mucho más acertadas. Al menos cuando las basas en un amor sano y verdadero.

37 Hay pruebas abrumadoras de que cuanto mayor es el nivel de autoestima, más probable es llegar a tratar a los demás con respeto, amabilidad y generosidad

Una autoestima alta no implica tener ningún tipo de sentimiento de superioridad. Las relaciones sociales mejoran con una buena autoestima, crecen y son de lo más enriquecedoras.

Frases muy bellas sobre la generosidad

Frente al egoísmo, nada mejor que la generosidad. Dar, compartir, ayudar, apoyar, interesarse por los demás son actos generosos que te llenan a ti y a los demás. La sensación de felicidad aumenta cuando puedes compartir con otras personas todo lo que tienes. Aunque sí, hay un pequeño frasco de esencia personal e individual que no debes prestar a nadie.

38 Las personas más generosas son aquellas que dan en silencio sin esperanza de elogios o recompensas

Podemos empezar a entender que la generosidad no necesita altavoces ni redes sociales en las que proclamarla.

39 Llamar la atención sobre la generosidad propia equivale a indicar que otros están en deuda contigo y que esperas resarcimiento

Cuando te mueve la generosidad no esperas que la otra persona te devuelva el favor.

40 La generosidad no necesita recompensa, se paga a sí misma

Esta frase también explica la anterior, porque ya es suficiente recompensa haber ayudado o apoyado a otra persona en un momento de dificultad.

41 La generosidad puede ser tan contagiosa como una plaga mientras las personas estén dispuestas a ser los portadores

En este sentido la generosidad actúa como el amor, cuanto más das, de amor y de generosidad, más se engrandece tu mundo.

42 Los más generosos acostumbran a ser los más humildes

Seguro que lo has comprobado más de una vez, que la persona que menos tiene es la que te lo ofrece todo.

43 Con el tiempo y la madurez, descubrirás que tienes dos manos: una para ayudarte a ti misma y otra para ayudar a los demás

Hay que tener muy claro que el amor propio no es incompatible con el amor por los demás. Lo mismo ocurre con la generosidad, con los cuidados y con el respeto.

44 Lo que no se comparte se pierde. Lo que se brinda de corazón se multiplica

Solo tienes que pasar a la acción para comprobar que esta frase es una gran verdad.

45 Al final, solo se tiene lo que se ha dado

Puede que todo aquello de lo que te has desprendido para ayudar a otras personas te defina mejor que todo lo que posees.

46 Ser grande es fácil. Solo extiende tu mano, cierra tu boca y abre tu corazón

Y además de ser grande, serás más feliz.

47 Con gentileza se vence la ira. Con generosidad se supera la mezquindad. Con la verdad se vence al engaño

¿Qué opinas de esta reflexión?

Frases para reflexionar sobre la empatía

Ya tenemos dos de los ingredientes principales para hacer frente al egoísmo: el amor y la generosidad. Pero hay más, hay un ingrediente fundamental para hacernos la vida más agradable, a nosotros mismos y a los demás. Y estamos hablando de la empatía. ¿Sabes en qué consiste realmente la empatía? Estas frases te ayudarán a entenderla mejor.

48 En lugar de condenar a la gente, vamos a tratar de entenderlos. Vamos a tratar de averiguar por qué hacen lo que hacen

No podemos condenar y sería mucho mejor que ni siquiera llegáramos a juzgar.

49 Trata de comprender antes de ser comprendido

Esto es como el amor. Para que alguien te ame, antes te debes amar a ti mismo. Así que para entender a alguien, antes debes hacer un ejercicio de introspección para conocerte, comprenderte y aceptarte.

50 La verdadera empatía requiere que salgas de tus propias emociones para ver las cosas por completo desde la perspectiva de la otra persona

Porque no todos sentimos lo mismo aunque estemos viviendo circunstancias parecidas.

51 Uno no tiene que operar con gran malicia para hacer mucho daño. La ausencia de empatía y comprensión son suficientes

Y esa ausencia se refleja perfectamente en las personas egoístas.

52 La atención es la más extraña y más pura forma de generosidad

Hablamos muchas veces de cuidados, de prestarnos más atención a nosotros mismos. Y también hay que hacerlo con los demás.

53 La empatía es la capacidad de salir de tu propia burbuja y entrar en las burbujas de otras personas

Los sentimientos, los pensamientos, las emociones y hasta las reacciones son personales, no puedes atender a otra persona desde tu propia perspectiva.

54 Los grandes egos tienen pequeños oídos

Practicar la escucha atenta y empática hace que tu ego deje de ser el protagonista.

55 Nunca entiendes a una persona hasta que consideras las cosas desde su punto de vista, hasta que te metes en su piel y caminas por ella

Y cuidado, porque es imposible meterse por completo en la piel de otra persona. Por eso es tan importante la escucha atenta.

56 La empatía es lo opuesto a la mezquindad espiritual. Es la capacidad de entender que cada guerra se pierde y se gana. Y que el dolor de otra persona es tan significativo como el tuyo

Tampoco hay graduación en el sufrimiento. Las cosas se experimentan en primera persona, no a través de los demás. Ten cuidado a la hora de juzgar a esas personas que lo están pasando mal por el motivo que sea.

Cómo reconocer a una persona egoísta: rasgos a tener en cuenta

Con todas estas frases y reflexiones seguro que ya tienes en la mente la imagen de unas cuantas personas de tu entorno. Vamos a hacer una radiografía de las personas egoístas porque nos parece importante poder identificarlas rápidamente. Al fin y al cabo, no dejan de ser ese tipo de personas tóxicas que no queremos a nuestro lado.

+ Una persona no es egoísta por vivir a su manera, ajena a las convenciones sociales y buscando su lugar en el mundo. Puede que mucha gente llame egoístas a las personas que se atreven a ser auténticas y a ser libres, pero el egoísmo no se trata de desdibujarte tú para que los demás crezcan, sino de seguir tu camino sin impedir que los demás sigan el suyo.

+ Uno de los rasgos que más se evidencian en las personas egoístas es la queja. Esa queja constante porque piensan que la vida (y los demás) les debe algo. Las personas egoístas creen que se merecen lo mejor, algo que está muy bien, pero con el detalle de excluir a los demás de ese merecimiento. Son ellos lo que se merecen lo mejor, no todo el mundo.

+ Esta característica lleva a otras dos señales claras de egoísmo. La frustración y la envidia. Cuando a una persona egoísta no le va todo lo bien que desearía, desata oleadas de frustración y envidia que suelen desembocar en críticas y ataques directos hacia todas aquellas personas a las que ven más felices que ellos.

+ Las personas egoístas también suelen ser expertas manipuladoras. Todo debe ser para ellas, la atención, lo material, el éxito… y a lo largo de la vida van elaborando las estrategias necesarias para que todo su entorno gire a su alrededor. Sus necesidades son la prioridad, no su prioridad, sino también la de todos los demás.

+ La falsedad es otro rasgo habitual de las personas egoístas. Junto con la falsedad, aparecen las mentiras y la falta de escrúpulos. Y en ocasiones hasta la crueldad. Porque una persona egoísta hará todo lo necesario para conseguir su objetivo, sea el que sea. Su bienestar inmediato es prioritario y no duda en lograrlo generalmente a costa del bienestar de los demás.

+ Podemos añadir a los rasgos de las personas egoístas cierto vampirismo emocional. Las personas más sensibles identifican enseguida a los egoístas porque pueden notar claramente cómo a su lado su energía se desvanece y sus ilusiones se reducen. El egoísta podrá mostrarse interesado en ti, pero solo hasta que dejes de serle útil.

Habría que acudir a la psicología para averiguar los motivos que llevan a las personas egoístas a ignorar el cuidado de los demás hasta estos extremos. De momento solo podemos conformarnos con identificarlos a tiempo para alejarnos lo más que podamos. Como ya hemos dicho, las personas egoístas son personas tóxicas que pueden hacer que tu autoestima y tu mundo se tambaleen, ya que para ellos tú no tienes ningún valor más allá de ser una herramienta para conseguir sus fines.

Pero no queremos quedarnos con un sabor amargo. Identifiquemos a los egoístas, a esas personas que llevan el 'yo' por bandera y que ignoran lo que es respeto. Y una vez identificados, dejemos que pasen por nuestras vidas de refilón. Será mejor centrarnos en aquellas personas a las que podamos respetar, ayudar, cuidar, escuchar y amar. En aquellas personas que saben lo que es el amor, el respeto y el compartir. Porque ya sabes que las penas compartidas se alivian más rápido y que las alegrías compartidas se hacen aún más grandes.

Puedes leer más artículos similares a 56 frases reveladoras sobre el egoísmo y la envidia: ¡que no te engañen!, en la categoría de Frases y reflexiones en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: